Epoxy

El pegamento epoxi se está convirtiendo en un elemento muy necesario en el taller. Ofrece una versatilidad de usos muy grande y lo podemos aplicar en diferentes superficies. Pero, ¿en qué consiste exactamente este pegamento?

Pegamento epoxi: definición

El pegamento o resina epoxi es un polímero termoestable que se endurece al combinarse con un catalizador (generalmente). Los epoxis están dentro del grupo llamado adhesivos estructurales y no solo se utilizan para reparaciones, sino también en la fabricación de coches, bicicletas, aviones o helicópteros, entre otros medios de transporte y otras industrias.

Como ya hemos señalado, se suele combinar con un catalizador, en cuyo caso se denomina pegamento epoxi bicomponente. Pero también hay otros que no incluyen el catalizador en su fórmula, los monocomponentes.
Ventajas del pegamento epoxi

El pegamento epoxi cuenta con una serie de ventajas que merece la pena resaltar:

    Es uno de los pegamentos más efectivos, proporciona una gran rigidez y estabilidad en el pegado de piezas.
    Posee una gran resistencia térmica, resistiendo temperaturas de hasta 200°C.
    Es un adhesivo que ofrece buena adherencia sobre multitud de materiales: plástico, vidrio, metal, etc.
    Otras de sus principales características son su resistencia química y sus propiedades aislantes.

Productos con base epoxi

Veamos algunos ejemplos de pegamentos epoxi que te recomendamos para diferentes superficies y usos:

Adhesión de techos y paneles

Filtros activos